lunes, 28 de abril de 2014

Ayudar de forma desinteresada tiene un gran ROI. Caso práctico: autoescuela Súper Express

Hace casi medio año me enteré que una amiga iba a montar un evento de emprendedores en Mallorca, el primer iWeekend Mallorca.
El evento consistía en pasar un fin de semana encerrado con otros emprendedores, desarrollando ideas de negocio.
Si asistías como concursante, podías presentar una idea de negocio y si gustaba y se formaba un grupo de trabajo a su alrededor, se trabajaba sobre ella durante todo el fin de semana.

Por aquel entonces, al igual que ahora, a mi día le faltaban horas, y la idea de estar un fin de semana entero sin "trabajar" y sin descansar se me hacía cuesta arriba.

Pero se trataba de una buena amiga, en una ocasión importante para ella, y quería estar allí, ayudando e intentado contribuir a que el primer iWeekend Mallorca fuese un éxito.

Así que saqué una de esas ideas de negocio que guardaba en el cajón y empecé a desarrollarla. Era una idea conjunta con uno de los clientes a los que durante estos años les he hecho páginas web. Se trataba de montar una autoescuela, pero una autoescuela diferente, una autoescuela online con gamificación, elementos motivacionales como un personal trainer, multidispositivo... sobre papel pintaba muy bien.

Fui al evento. Había proyectos muy interesantes que presentaron otros emprendedores, y tuve la suerte de que nuestra autoescuela online fuese uno de los elegidos.
Aprendí un montón, me reí muchísimo y conocí a personas de muchísimo talento. Al terminar el iWeekend nuestra autoescuela era mucho mejor que cuando llegó hacía apenas 48 horas.

También tuvimos la suerte de recibir premios. La verdad es que ni sabía realmente en qué consistían los premios. Para mi el premio era haber participado en ese evento, y los tomé como muestras de resplado al proyecto.
Un par de ellos consistían en participar en programas de desarrollo del emprendedor y de startups. Cuando entendí realmente el alcance de estos premios, el poder aprender de gente mucho más experta y capaz que yo, sentí que me había tocado la lotería. Gracias a ellos, Autoescuela Súper Express, que es el nombre que finalmente le hemos dado al proyecto, está cada día más cerca de ser una realidad.

El evento, organizado por mi amiga y su agencia de organización de eventos, Sumhie, fue todo un éxito... y ya tengo ganas de que llegue la segunda edición para volver a ir, como participante o como emprendedor que ayuda a desarrollar las ideas de otros, lo importante será volver a estar ahí.

Por lo pronto, ya me he apuntado a su siguiente saráo: la Feria de Internet. El mejor premio para mi será seguir aprendiendo y ver que su agencia sigue organizando eventos de gran repercusión en Mallorca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario