martes, 10 de diciembre de 2013

Mallorca de Palma: caso práctico de MVP, Mínimo Producto Viable

Recientemente he tenido la oportunidad de asistir a un evento de emprendedores, el iWeekend Mallorca, donde otros emprendedores y mentores expertos en diferentes áreas te ayudaban a desarrollar tu proyecto durante un fin de semana. En otro post os contaré el proyecto que presenté, que tuvo una gran acogida.

Algunos de los compañeros y mentores insistían mucho en un concepto que no había oído hasta entonces. Como siempre, siglas en inglés que mola más :) el MVP.
Como aficcionado al baloncesto, siempre he asociado estas siglas a Most Valuable Player (jugador más valioso), pero en términos de startups significa Minimum Viable Product (producto mínimo viable).

La idea de fondo es que los emprendedores invertimos mucho tiempo desarrollando aspectos de nuestro proyecto que posiblemente nunca tengan una utilidad, por el mero hecho de que quizá los consumidores ni siquiera quieran nuestro producto o servicio.

Por poner un ejemplo sencillo, aunque disparatado. Si se nos ha ocurrido la genial idea de vender zapatillas de baloncesto hechas de esparto, podemos invertir mucho tiempo refinando nuestra web, trabajando el SEO para que esté bien posicionada, perfeccionando el carrito de la compra... pero todo esto será en balde si los consumidores no quieren zapatillas de baloncesto de esparto.

Hay una serie de asunciones (actos de fe) en todas las startup que conviene validar cuanto antes, para no derrochar esfuerzos. Ahí es donde entra en juego el mínimo producto viable.

Veámoslo ahora con un ejemplo real. Hace unos días volví a oír la confusión habitual sobre Palma, Mallorca, Palma de Mallorca, y es que hay muchas personas, incluso españolas, que no tienen claro la diferencia entre todos estos nombres. Pensé que si los propios españoles no lo tenían claro, los turistas extranjeros menos aún. Fue así como nació la idea de una web que aclarase todo esto: Mallorca de Palma.

Aquí hay una asunción que hay que validar antes de hacer nada más: ¿realmente los turistas están tan confundidos y esta página les puede resultar útil e interesante?
Para averiguarlo con un mínimo esfuerzo opté por crear un MVP. Una web muy sencillita, www.mallorcadepalma.com, y para no invertir mucho tiempo posicionándola en buscadores (SEO), crear una campaña de Adwords invirtiendo 25 euros (Google te regala 75 con sus promos actuales).

De este modo, analizando las visitas a la web mediante Google Analytics podré calibrar si realmente esta idea es interesante o no.
¿El coste en tiempo de todo esto? 3 días de trabajo.

A partir de aquí, si el experimento funciona y se valida la idea empezaré a desarrollar contenidos de más calidad, crear un mapa interactivo de Mallorca de Palma, ofrecer una guía de Mallorca de Palma en formato eBook... pero sólo después de ver que todo esto tiene sentido.
Prometo contaros los resultados en otro post. No cambieis de canal ;)

Si queréis averiguar más sobre cómo optimizar el proceso de creación de vuestra startup, os recomiendo el libro "Lean Startup", de Eric Ries.

No hay comentarios:

Publicar un comentario