miércoles, 1 de diciembre de 2010

La informática, clave para los autónomos

Hace unos meses me hicieron una reparación en la caldera de casa.

El técnico, al terminar el trabajo sacó una agenda electrónica y una mini impresora portátil de su maletín y allí mismo emitió e imprimió la factura.
Enseguida comprendí que esta factura automáticamente se había contabilizado en sus sistemas informáticos con el consiguiente ahorro de tiempo.

Otro ejemplo diametralmente opuesto:
Un fontanero realizó una reparación en casa de un amigo. Al terminar, el profesional ya con el tiempo justo se tiene que ir corriendo a otro cliente y no tiene tiempo de hacerle casi ni una nota a mano.
El fontanero llama al cabo de casi dos meses a mi amigo para realizar la gestión de cobro. Le hace una nota manual que luego tiene que pasar a su Contaplus.

¿Cuánto tiempo habría ahorrado este fontanero si hubiese tenido un sistema portátil y sencillo para emitir facturas al momento?

La verdad es autónomos y pequeñas empresas pueden mejorar mucho sus procesos gracias a la informática.
El problema es conseguir convencerles de ello, ya que muchos de estos profesionales son excelentes técnicos pero tienen carencias en la gestión empresarial.

Las empresa que consiga convencerles, aporte soluciones sencillas, efectivas y de coste razonable tiene un gran futuro por delante.