domingo, 28 de noviembre de 2010

¿Está tu página congelada?


¿Tienes que pagar cada vez que quieras hacer un cambio en tu página web?

Por ejemplo: quieres añadir más fotos con los últimos trabajos realizados, o actualizar la dirección de tu empresa.

Cuando te hagan una página web es importante que pienses si vas a necesitar realizar cambios sobre la misma.
En ese caso puedes contratar un servicio de mantenimiento con la empresa que te ha desarrollado la página, o bien puedes encargar una página que te permita directamente añadir o modificar contenidos.

El desarrollo de páginas web gestionables por los propios usuarios está cada día más extendido. Los diseñadores web usamos herramientas como Joomla o Word Press para construir sobre ellas páginas donde el usuario puede directamente modificar contenidos, de manera similar a como lo haría sobre un documento de Word, por ejemplo.

Además, a los buscadores les gusta que las páginas vayan cambiando. En otras palabras, si Google detecta que los contenidos de tu página van cambiando te visitará más a menudo y podrás ocupar una posición mejor en los resultados de búsqueda.

No hay motivo para que tu web esté congelada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario