domingo, 28 de noviembre de 2010

¿Está tu página congelada?


¿Tienes que pagar cada vez que quieras hacer un cambio en tu página web?

Por ejemplo: quieres añadir más fotos con los últimos trabajos realizados, o actualizar la dirección de tu empresa.

Cuando te hagan una página web es importante que pienses si vas a necesitar realizar cambios sobre la misma.
En ese caso puedes contratar un servicio de mantenimiento con la empresa que te ha desarrollado la página, o bien puedes encargar una página que te permita directamente añadir o modificar contenidos.

El desarrollo de páginas web gestionables por los propios usuarios está cada día más extendido. Los diseñadores web usamos herramientas como Joomla o Word Press para construir sobre ellas páginas donde el usuario puede directamente modificar contenidos, de manera similar a como lo haría sobre un documento de Word, por ejemplo.

Además, a los buscadores les gusta que las páginas vayan cambiando. En otras palabras, si Google detecta que los contenidos de tu página van cambiando te visitará más a menudo y podrás ocupar una posición mejor en los resultados de búsqueda.

No hay motivo para que tu web esté congelada.

martes, 16 de noviembre de 2010

Una web mal posicionada = No tienes web


Tienes un negocio, pongamos que eres un fontanero en Mallorca, y por fin estrenas página web.
Y entonces esperas a que clientes potenciales visiten tu página y te soliciten presupuestos, y esperas, y esperas.

Revisas tu página y no lo entiendes. El diseño es atractivo, el formulario de solicitud de presupuesto también... ¿qué pasa?

Lo que sucede en estos casos es que los clientes no te ven. Es decir, no estás bien posicionado en Google. O lo que es lo mismo, cuando alguien busca fontanero Mallorca tu página no aparece en la primera de Google.

A la hora de contratar a una empresa para realizar una página web no es suficiente con que la empresa domine el diseño, también es imprescindible que sea capaz de posicionar tu página y que aparezca en la primera página de resultados de Google para los términos de búsqueda que caracterizan a tu negocio.

Os doy aquí una guía para acertar a la hora de contratar la empresa que hará vuestra página web:
  1. Pide que te den referencias de trabajos realizados
  2. Entra a las páginas web de estos trabajos.
    Analiza el diseño de las páginas. ¿Es claro? ¿Es atractivo? ¿Funcionan los enlaces?
  3. Mira si estas páginas están bien posicionadas
    Si una de las referencias que te dieron es de una pizzería en Palma busca en Google "pizzería Palma" y mira si la página aparece en la primera de Google.
    Haz esto con varias de las referencias que te han dado.
Aprovechad al máximo la inversión en vuestra página web para que sea un buen escaparate de vuestro negocio, confiadlo sólo a profesionales que dominen el diseño web y el posicionamiento.